• Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura
  • Manshiyat NaserLa Ciudad de la Basura

Manshiyat Nnaser
La ciudad de la basura

16.000 toneladas al día, es la cantidad de basura que generan los más de 20 millones de habitantes que crean la mayor megalópolis africana, El Cairo.  Una de la ciudades más sucias del mundo y con un índice de pobreza elevado, vive sumida en el tráfico y el ruido, el calor y el caos. Su falta de control hacia una cultura del reciclaje ha creado un submundo de basureros ilegales , los zabalín, que conviven casi en silencio con el resto de Cairotas. Esta minoría que recoge y recicla más de la mitad de los desechos de esta gran urbe ha hecho de la basura su modo de subsistencia. Donde muchos veían basura estos recolectores han visto posibilidades.
Fecha: 2015

Album nav

CONTACTO